Importancia del Jaguar

El papel de máximo representante de los carnívoros en las selvas tropicales de América es una
cuestión circunstancial, producto de las asociaciones y procesos evolutivos del neotrópico, sin
embargo, en términos ecológicos el jaguar es una especie indicadora del estado de conservación
de los bosques y requiere de vastas extensiones de selva para su supervivencia. El
presidente de la Sociedad Panameña de Biología, Samuel Valdés, detalla que la presencia del
jaguar es señal de que la cobertura de selva en la que se encuentra presente está en un estado
que le permite ofrecer servicios ecosistémicos, entre esos, la regulación de los caudales, actuar
como “esponja” para captar agua durante la temporada lluviosa y liberarla durante la épocas seca,
evitando inundaciones durante la primera y las sequías cuando llega la segunda.

Luego entonces, la presencia del jaguar, sus presas y hábitat, es indicativo que en donde éste se
encuentre, abundarán entonces fuentes de agua de buena calidad, que “no solo son requeridas
para la existencia de múltiples especies y hábitats, sino, necesarias para la existencia de
poblaciones humanas saludables”, agregó Valdés.

Mermas de jaguares, muertes

Estudios realizados por el área aledaña al Parque nacional Portobelo indican que desde 1999 se tuvieron las primeras evidencias de muertes de jaguares por parte de ganaderos en las comunidades de Nuevo Tonosí y San Antonio en las inmediaciones del Parque Nacional(PN) Portobelo, provincia de Colón. En ese entonces, los ganaderos afectados por la depredación de sus animales domésticos, dijeron que perdieron cerca de 1,000 reses en 20 años, entre las áreas adyacentes.

A la vez, por muchos años fue sumamente complicado obtener datos exactos sobre la cantidad de felinos sacrificados en el país; sin embargo estudios de en los últimos años arrojaron que un mínimo de 330 jaguares fueron matados en todo entre los años 1989 y lo que va del 2017 (solo los reportados; sin embargo,la cifra puede ser doble). Cabe destacar que de los cuales, 40 ocurrieron solo en el 2016. “Esta situación ocurren solo en tierras privadas, sino también en comarcas indígenas, áreas protegidas y sus zonas de amortiguamiento”, como lo indica__Moreno et al 2017 en el capítulo de Panamá en el Libro sobre Conflictos y humanos en América Latina

La merma de jaguares ha sido expuesta en las cámaras trampa colocadas en algunas áreas del país. Durante 4 años, desde el 2012 hasta 2016 se fotografiaron 16 jaguares en el Parque Nacional Darién; sin embargo con el pasar del tiempo solo se logró ver a un mismo ejemplar, que en este caso era un jaguar macho, se pudo fotografiar varios años consecutivos del 2014 a 2016 y hoy día en el 2017, se tiene evidencia de este mismo jaguar y otro que salió en el 2015 y reaparece a finales del 2016.

“Al comparar la piel de un espécimen muerto con las fotos obtenidas con las cámaras trampa, nos hemos dado cuenta de que era el mismo individuo. Esta situación no es aislada. ocurre en muchos otros lugares del istmo”, informó R. Moreno de la Fundación Yaguará Panamá

El año 2011 el Ministerio de Ambiente y colaboradores crean el Plan de conservación del jaguar en Panamá, este es apoyado por el ministerio y en base al convenio de cooperación entre la Fundación Yaguará Panamá y la entidad ratificado por la Contraloría de la República en 2017.

En la vertiente del Caribe, en la Cordillera Central, y en Darién, hay presencia de jaguar. Además, en el Parque Nacional Cerro Hoya, en Azuero, y cerca de la ciudad de Panamá.
Así como se mencionó anteriormente, el jaguar está en casi todos los bosques de la vertiente del Caribe y en Darién.

En conjunto con la Universidad de Illinois de Carbondale y Yaguará Panamá se han realizado algunos muestreos en sectores donde se sabe que hay jaguares en Cerro Hoya en la península de Azuero, pero la poblaciones tienden a disminuir y esto es gracias también a la poca conectividad que existe en la zona.

También en el lado del Pacífico este de la provincia de Panamá, las poblaciones de jaguar están disminuyendo  gracias a la expansión de la ganadería y cultivos como arroz y palma africana. La palma africana se empieza a extender, sobre todo en la zona de Darién por la laguna Matusaragatí. En áreas cercanas al Cerro Chucantí, hubo evidencia de jaguar hace algunos años.

 

Sanciones y leyes

Otra amenaza es la cacería de las mismas presas del jaguar: saíno, puerco de monte, conejo pintado, venados y tapir (animales silvestres protegidos por ley). Llega al punto en el que el jaguar no cuenta con alimento para consumir debido a que sus presas son matadas por cazadores que realizan la actividad de manera ilegal.
Samuel Valdés, presidente de la Sociedad Panameña de Biología, destacó que el jaguar al no tener alimentos recurrirá a otros animales y en este caso pueden o van a ser animales domésticos como vacas, caballos, puercos domésticos, perros, ovejas, entre otras especies, a fin de alimentarse, en este punto, en su búsqueda por saciar su hambre, encuentra animales domésticos que son los que se convierten en su presa.
Científicos panameños sugieren que debe haber leyes más enérgicas que regulen el tema de la caza ilegal, a la vez que es importante contar con mayor vigilancia dentro de las zonas boscosas protegidas para evitar que animales protegidos por ley, sean asesinados.

Felix Wing, Ex Secretario General del Ministerio de Ambiente, afirma que en el país la caza está regulada bajo la Ley 39 de 2005, que modifica la Ley de Vida Silvestre (Ley 24 de 1995).
La sanción por caza ilegal de especies protegidas es tipificada bajo el artículo 409 del Código Penal. Las sanciones para los infractores son de 2 a 4 años de cárcel y puede aumentarse de un tercio a la mitad cuando ocurre en áreas protegidas o períodos de veda, con la utilización de medios o herramientas prohibidas o en grandes proporciones.
Destacó que es difícil dar con los infractores debido a que es necesario efectuar operativos para capturarlos infraganti.

Nota: Al momento de editar todos los videos de este especial el licenciado Felix Wing, era el Secretario General del Ministerio de Ambiente. Sin embargo, un mes después, al publicar el contenido multimedia completo, Wing ya no ejercía el cargo.